¿Por qué? y ¿Cuándo Calibrar?

¿Por qué Calibrar?

La calibración de su instrumento le garantiza un correcto funcionamiento dentro de las especificaciones del mismo. Si esta calibración se efectúa de forma anual, además de lo anterior podrá conocer y evidenciar las posibles desviaciones de su equipo a lo largo del tiempo.

Durante la calibración se pueden revelar averías o desviaciones que, de otra forma, serían difícilmente detectables.

La calibración sirve para:

  • Garantizar la incertidumbre que puede alcanzarse con el instrumento de medida.
  • Confirmar si ha existido alguna alteración en el instrumento de medida que pudiera poner en duda los resultados de medidas pasadas.
  • Determinar la desviación entre el valor indicado y el llamado verdadero valor mediante una cadena de medida referida a patrones nacionales o internacionales y conocidas sus incertidumbres.

¿Cuándo comenzar las calibraciones?

Recomendamos la calibración del equipo antes de utilizarlo por primera vez. La forma más sencilla es solicitar la calibración acreditada en el momento en el que adquiera un instrumento nuevo. De esta forma, comenzará la historia de las mediciones, que pueden ser requeridas en cualquier momento por los clientes o por sus procedimientos de calidad.

¿Cada cuánto tiempo?

La periodicidad con que las empresas calibran su instrumento es una balanza entre riesgo y coste. Cuanto más corto el periodo entre calibraciones, menor riesgo de que sus medidas sean cuestionables. Por ello, recomendamos calibrar sus instrumentos de medición una vez cada año.

Los equipos que se utilizan a diario deberían tener un ciclo de calibraciones más corto que, por ejemplo, los que se usan una vez al mes. De cualquier modo, para establecer un periodo adecuado entre calibraciones, se debe considerar:

Coste:

  • Coste de mediciones necesarias para la corrección – cuando se descubre que el instrumento no ha estado midiendo bien durante un largo periodo de tiempo.

Instrumento:

  • La incertidumbre requerida en mediciones
  • El alcance y la intensidad de uso
  • Tendencia de los datos, obtenida de calibraciones previas y tendencia al desgaste y la deriva*

Condiciones medioambientales, de transporte y manejo:

  • Condiciones climáticas, vibraciones, radiaciones ionizantes, etc.
  • Acuerdos de transporte
  • Formación al personal en el manejo de los equipos

* Debido a la edad de los componentes, a los cambios de temperatura y al estrés mecánico, la precisión del equipo disminuye con el tiempo. Esto se llama “deriva” y, cuando ocurre, los resultados de las mediciones pierden fiabilidad. La deriva no se puede eliminar, pero se puede detectar y tener en cuenta durante el proceso de calibración.

Ayudamos a nuestros clientes a medir y a gestionar la calidad del ruido y las vibraciones en sus productos y en su medio ambiente

Brüel & Kjær Sound & Vibration Measurement A/S - Madrid. Tlf: 91 659 08 20. Fax: 659 08 24. Barcelona. Tlf: 93 226 42 84. Fax: 93 226 90 90. bruelkjaer@bksv.com
Copyright © Brüel & Kjær. Todos los derechos reservados. Información corporativa Política de privacidad Avisos legales